Reconocimiento/ Trabajo en beneficio del pueblo

Durante el acto se entregaron reconocimientos al personal con más de 30 años de servicio.

Foto1EnfermerasEditMPPS/Fundasalud Trujillo/ María Elena Godoy/ Gráficas: Liliana Quintero

En el auditorio de la Fundación Trujillana para la Salud (Fundasalud) se llevó a cabo el pasado 12 de mayo, la celebración del Día Internacional de la Enfermera y el Enfermero, con el propósito de reconocer una vez más el gran trabajo que viene realizando este ejército de batas blancas en el fortalecimiento del Sistema Público Único de Salud Socialista del estado Trujillo.

En este sentido el director de la Red de Atención Comunal, Henry Rojas expresó su agradecimiento a todo el gran equipo de salud por la bella y enorme labor que viene realizando en la prevención y promoción de las enfermedades, lo que ha permitido brindar atención de calidad al pueblo trujillano.

 

“Estas nobles mujeres pertenecientes al ejército de batas blancas llevan con amor lo que es ser enfermeras, hacemos extensivas las palabras de felicitación y la entrega de reconocimientos al personal con más de 30 años de servicio que se encuentra desplegados en todos los centros de salud”, agregó el doctor Rojas.

 Foto3ReconocimientosEdit

En este mismo orden de ideas, la coordinadora regional de Enfermería, Leydi Colmenares recalcó que gracias al Gobierno Nacional se han obtenido importantes reivindicaciones salariales para las enfermeras y enfermeros, además explicó que durante este gobierno se les ha permitido a los venezolanos estudiar esta hermosa profesión de manera gratuita en todo el país.

 

Exhortó a seguir brindando un servicio de calidad, lleno de humildad y amor con todas las enseñanzas recibidas, al mismo tiempo que felicitó a todo el equipo que hace vida en el sistema trujillano.

 Foto2DirectoreEdit

Homenaje en Valera

Paralelamente en el hospital central de Valera, también se conmemoró esta importante fecha con la realización de un seminario denominado “Servicio con Sentido Humano” que estuvo a cargo de la doctora Ana Romano, el cual busca   mostrar que existen estrategias para dar un servicio con sentido humano, buscando la humanización trascendente del servicio para el rescate de valores, enmarcado dentro de la norma para la prestación del servicio y el código de ética.